Archivos del blog

Nunca cerréis las ventanas de la noche para ver como se insultan los amantes el primer brindis de sus celebraciones.
¿Cómo puede un pájaro desde una jaula comprender otra realidad que no se circunscriba a su celda?
Algunos aman como si hubiera algo que perder, cuando realmente hay que amar como si estuviera todo perdido.
A veces una frase inocua pervierte el poema. ¿Qué hará una frase perniciosa con nuestro pudor cuando nos seduce lo inadecuado?
Ámame como un trapo sucio o una compresa usada.
La imperfección puede ser un diente roto, la perfección es la lengua en el hueco.
¡Corazón de paté pateado! Hombre silla de ruedas dándose golpes contra una pared. Nadie se detiene a preguntar, los transeúntes siguen pasando y yo apuro la indiferencia de un trago.
El cielo está lleno de palomas transexuales y gorriones gay. En el mundo, decenas de culos prusianos nos ignoran y ninguna de esas macizas atalayas se sentará sobre nuestras rodillas.
Putita TTS, loca de atar, escapada de un manicomio de Silicon Valley... ¿Dónde follan los perros? Tiendas de mascotas más próximas a su geoposición.  ¿Dónde defecan las lagartijas? Bolsas de Terrier o Gran Danés para cagadas membrillosas. Más de ocho mil tiestos de terracota con cara de oriental. ¿Dónde orinan los monos? El mejor ron caribeño, una canción de Poncho K y pacharán "Hijo Puta" para los resfriados.
Dictado Google: "llantas negras de aleación de 15 pulgadas".

Voz de señorita (sintetizador sexual de ultima generación): ¡Echa un polvo conmigo!
El mejor de los recuerdos, el recuerdo de la especie, está escrito en el ADN de los niños hoja de secuoya.
La vida es así, entre dos aseos iguales siempre elegirás el menos expuesto, el más recogido al tránsito y las miradas, todavía no entiendes la codicia ni comprendes la posibilidad de asentar el trasero en dos retretes.
El hambriento sólo desea comer, se conformaría incluso con las migajas; pero el que pone la mesa se pierde en los preliminares de su conducta, la disposición del corazón para otorgarle un significado al hambre.
Si el ojo se posa en el nido como una gacela en la nube, sólo nos asistiría el pecado de ser y el delito de creernos vivos.
Mejor que un amor pasional, un amor irracional, mineral, vegetal. Jugarnos a piedra, papel, tijera, el incendio de las noches y el alma de las musas.
Ginebra, déjame cabalgarte como Arturo, le cederé a Lancelot un lugar secreto en la anatomía de tu cuerpo, así no me reprocharás no ser un caballero y nunca te negarás a una cama redonda.
Creo que con tanta colonia empiezo a pensar como un gabacho, y si echo manteca de cacahuete en la entrepierna me convertiré en Donald Trump.

SE ACERCA HALLOWEN

Hay un somontano que se llama "Cojón de Gato", no le vendría mal unas aceitunas "Hueso de Santo". En un sitio, aquí cerca, si pides una hamburguesa la puedes repartir entre cuatro y te aseguro que quedas lleno con una porción (ojalá fueran así las proposiciones deshonestas). 
Prefiero un bocata de calamares con abundantes cabezas de cefalópodo a un Mc con patatas de medusa.
En Europa nos tendríamos que poner de acuerdo en "la hora de defecar del ingles", que no sea en horario infantil. ¿Es cierto que los ingleses son como relojes estreñidos?
El idioma no es un problema, el gallego con una cogorza suena igual que el inglés, y nos hacemos entender de "carallo".
Yo creo en las erecciones, no en las urnas, y en la geografía de una mujer aunque esté de uñas.
El francés es bueno para los jadeos en la cama y los perfumes caros. Un hombre tiene que hacer que su hembra se sienta en París, agasajada por enfermos de la petulancia y la pedantería.
Si te digo la verdad, me encantaría que los Dioses hablaran vascuence, cocinaran como Juan Mari Arzak y jugaran al frontón.

Diálogos con Prozac

-¡Vale! ¿Por qué no le ponemos una vela al diablo y nos olvidamos del entierro? Con velas a Dios nos cobran las misas de difuntos.

-Mejor nos olvidamos de las velas y de las misas de difuntos, y con ese dinero nos vamos a tomar una cerveza.

-¡Y que la muerte nos envidie la espuma de las copas!
Sabes donde tienes el amor y la confianza y nadie te moverá de ese lugar. No se puede luchar en dos frentes al mismo tiempo, uno de ellos es ficticio. Nunca has estado entre dos fuegos, uno de ellos no te quemará nunca por temor a abrasarlo todo.
Tengo esa edad en la que ya no me puedo permitir el lujo de los juegos ni los cortafuegos, es inútil echar las cartas para anticipar una perdida.
Algún día nos daremos cuenta que sucumbir al mal es más placentero y alentador que sobrevivir al bien.
Bueno... Habrá que lavarse, follarse y cocinarse a fuego lento y terapia brutal de soledades.
¿Qué desea el señorito? Lo que tú ordenes, mi polla, pero antes quítate las pantuflas, no puedo hacer el amor en zapatillas.
Así está bien, lento, muy lento... Hermosa criada, no te olvides del polvo en los rincones y sacude el mobiliario con tu dulce beso de fregona; estaría bien un gemido antes del acicalamiento, pero te lo pido, te lo ruego, no apartes tu húmeda boca del muñeco.
Ya estoy llegando, mi cielo, Me pone tu uniforme de chacha y esa meticulosa propensión al aseo.
No tan rápido, amor mio, el placer se saborea mejor cuando es de otro.
Contente, vieja zorra uniformada, pon un ojo en la mirilla y tu lengua en el meato para parar la corrida.
Aún no, no todavía. ¿Entremés o empanada para el receso? ¿Carne o pescado para el inciso?
Te has echado un cuesco más podrido que un gato muerto pero no puedo desconfiar de la sabiduría de tus tripas.
¿Ya te has saciado con el cloroformo de mi alma? ¿Qué hace que el corazón ponga a prueba su latido? Creo que lo joderé todo si te escribo. Creo que lo joderé todo si te amo. ¿Por qué no amarte a jodiendas?
Exhalar es erotismo, bufar pornografía, pero además es imprescindible la inocencia, también la indolencia: "sana,  sana, culito de rana, si no te levantas hoy, te empalmarás mañana".

Entre compresas usadas y toallitas higiénicas, hice una incursión en un mar de peces (boca y sedicion en el corazón de la anémona). Cuando mi alma se rompa como una vetusta deformidad, igual que un higo estrujado en el herpes de tus labios, todavía amaré el ombligo de tu espagueti y la alcantarilla del ñoqui. La vanidad de un poeta es una delicia rasurada y lubricada para la penetración.

No sé cómo escapar de esta maldita tregua de caniches sin un poema de vodka y de ratas. Yo creía en el almidón de las estrellas antes de perder la fe en los hombres, mientras Dios retocaba su cofia de novia, blanca como la estela de un cometa.

Escucho las noticias matinales, alguna insoportable tertulia de manteca. En este país la mayor parte de los medios se dedican a meter la lengua en el culo del político o a lamer la zanahoria.
Tu padre prodigaba coños, era un auténtico canalla, un salido mental, y tú eres un estúpido meapilas, un bueno para nada, un santo miope al que llaman para trabajos que nadie quiere y amores que todos desprecian. Sólo los audaces cagan de pie y mean sentados.
Necesito una aventura amorosa,  un cielo nublado, un corazón despejado y una reyerta de nubes.