Archivos del blog

El precio de las lágrimas es comparable al despilfarro del alumbrado público; y los chopos, seguramente, ya estarán alienados por los besos. Sueñas una sombra que no le importa a nadie, una sombra de enamorar que alguien hizo plantar. ¡Recuerda que has de pagar la ingente factura de la luz!

15 comentarios:

  1. Hay facturas que no cuestan tanto pagarlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estoy esperando una invitación!

      Eliminar
    2. Cualquier invitación te sirve?

      Eliminar
    3. A ver si tienes suerte y recibes esa invitación

      Eliminar
    4. ¡La suerte está al alcance de nuestra mano, pero sólo pasa una vez!

      Eliminar
    5. Seguro sólo una vez? Si es así, hala, otra putada

      Eliminar
    6. ¡No hay puntada sin hilo ni putada sin traje!

      Eliminar
    7. ¡Hecho para ser despojado de sus medidas!

      Eliminar
    8. ¿Y qué fue de la chica de los dos perros?

      Eliminar
    9. ¡Le perdí el rastro y la rasta (me van ese tipo de chicas asociales, algo desequilibradas y místicas), pero sigo oliendo horizontes y cotejando mareas para un diálogo de peces!

      Eliminar
    10. Bueno igual vuelve a aparecer, pero tú mientras tanto sigue cotejando mareas

      Eliminar