Archivos del blog

¡Corazón de paté pateado! Hombre silla de ruedas, a cara de perro, dándose golpes contra una pared, una y otra vez. Nadie se detiene a preguntar, los transeúntes siguen pasando y yo apuro la indiferencia del último café.
El cielo está lleno de palomas transexuales y gorriones gay. En el mundo, decenas de culos prusianos nos ignoran y ninguna de esas macizas atalayas se sentará sobre nuestras rodillas. ¡Oh, cagada de columbiforme! ¿Por qué no me desprecias hoy?

19 comentarios:

  1. Porque hoy ha decidido que eres el retrete idóneo...cosas de las columbiformes, así de caprichosas son.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Suena muy bien ser el retrete idóneo para las aves!

      Eliminar
    2. Por una vez he acertado, jajajajajaja

      Eliminar
    3. ¡Un retrete está dispuesto a cualquier contingencia, cuando se aguarda un culo suave que sepa volar bajo!

      Eliminar
    4. Espero que el culo de la columbiforme no fuese muy áspero

      Eliminar
    5. ¡No, se portó bien conmigo! ¡Lo que no consigo es que la belleza de una mujer defeque en mi ombligo! ¡Cosas de retrete!

      Eliminar
    6. Bien, que no me entere yo que se portó mal contigo,la mando directa a la cacuela.

      Eliminar
    7. Mejor a la cazuela, sino la pobre en ese aparatejo no iba a saber que hacer

      Eliminar
    8. ¡Te puedo mandar una foto de su dicha cuando quiso utilizarme de bidé! Tengo entendido que palomas y mujeres utilizan los baños a pares. ¡No entiendo esa manía de enviar a la competencia a la cazuela!

      Eliminar
    9. Nada de competencia, que ni tengo plumas, ni te usaría de retrete, pero tengo hambre y me pareció buena idea pichón a la cazuela.
      Y no se, yo personalmente los uso de uno en uno, creo ya te había comentado...

      Eliminar
    10. No, pero puedes comentarme lo que quieras sobre esos temas sin temor a perderte en los detalles!!! ¿Quieres decir que me utilizarías como entrante?

      Eliminar

  2. jaja RAUL, nunca comprenderé esta pasión/gusto tuyo por revocarte en el desprecio del aprecio ... reinterpretando y usando todo tipo de asquerosidades reales e imaginarias para cocinar los más estrafalarios escritos sobre guarrería amorosas que nunca se hayan escrito con la efusividad y prolijidad que tú eres capaz de hacer… solo por eso, ¡por ser único en tu especie! merecerías q un experto bichólogo te estudiara a fondo jaja necesitas traducción experta …y no te llego. No entiendo la mitad de las palabras que usas – parece que escribes con un diccionario científico al lado- ( he tenido que buscar la que hace referencia a las palomas ;) a lo mejor eres un científico estrafalario haciéndose pasar por albañil de la poesía mientras tratas de descubrir la bomba nuclear de aguas fecales jajaja esa que a lo mejor es biodegradable, indolora y sobre todo ¡¡¡regeneradora de deshechos humanos!!! jajaja

    .. Confiesa ¿ cómo va la investigación?

    ;-)


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahora, investigando a las investigadoras (que están muy buenas) como un CSI oculto en los retretes y en las cloacas de los pájaros. Ya he trabajado antes con aguas fecales y residuales, con la albañilería reacia al poema de las chapuzas y a la esclavitud de las letrinas. En mi último trabajo me llamaban "el topo humano", dispuesto a cavar como un cosaco y a sacarle punta a las tuberías de pvc más problemáticas.
      María, yo aprecio a los despreciados del desprecio que se autoinclulpan con galantería.

      Eliminar

    2. Lo sé,lo sé... si es que eso es lo extraordinario de tus letras RAUL, todo revuelto en la mayor de las inmundicias terminológicas resulta fétidamente hermoso y alucinantemente asqueroso con tantísima galantería d tu parte que deja dar asco lo asqueroso jajaja

      ¿Sabes qué pasa? me da pena imaginarte a veces... mi mente dibuja automáticamente todo lo que lee ... por eso a veces lo paso mal contigo ;)

      Eliminar
    3. Lo asqueroso nunca nos ha dado verdadero asco, son las convenciones lo que nos asquea. Hablar de lo impropio, en el fondo, es dejar un lugar abierto y despejado para lo propio (nunca con propiedad ni para la propiedad).
      Pero, María, no creo que sea demasiado exigente con mis maldades aunque dibuje una enfermedad sin "lirismo". ¿Soy lo que escribo o soy la antítesis de lo que lees de mí? Puede que ni lo uno ni lo otro, no podemos perder el tiempo en objetividades ni vaguedades (es mucho más interesante amarnos a destiempo).

      Eliminar
    4. jajaja tienes razón, mejor no perdamos el tiempo en divagaciones infructuosas y a tajo jajaja

      Estoy acostumbrándome a tus barbaridades ininteligibles, me río muchísimo leyéndote, mil gracias ;)

      Eliminar