Archivos del blog

Todos en el mismo lado de la cama, sin dejar espacio a la discusión y los ronquidos, sobre-posición y sobre-excitación de cuerpos y de almas. ¡Nunca cerréis las ventanas de la noche para ver como se insultan los amantes el primer brindis de sus celebraciones!

2 comentarios:

  1. De todo tiene que haber. No siempre hay espacio para la discusión. A veces se coincide en el lado de la cama, y se disfruta igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Siempre con incorrección en la mínima parte de un colchón!

      Eliminar