Archivos del blog

Tu padre prodigaba coños, era un auténtico canalla, un salido mental; y tú eres un estúpido meapilas, un bueno para nada, un santo miope al que llaman para trabajos que nadie quiere y amores que todos desprecian. Sólo los audaces cagan de pie y mean sentados.

14 comentarios:

  1. Sólo los audaces saben sacar partido hasta de su propia estupidez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada como la estupidez para alentar la audacia.

      Eliminar
    2. Si no me considerase estúpido sería pretencioso.

      Eliminar
    3. Cierto, además un estúpido, jamás se consideraría como tal

      Eliminar
    4. Aunque mi pregunta se refería a que audacia alienta, la propia o la de los demás :)

      Eliminar
    5. ¿Rechazas mi estupidez? La audacia de ser diferentes.

      Eliminar
    6. No la rechazo, sólo que una vez más diacrepo contigo, no creo que seas estúpido, al menos no tanto como tú crees o te ves.

      Eliminar
  2. Ayyyssss un día me dijeron no existen los problemas sino nuevas oportunidades y aunque es una estupidez es otra forma de mirar lo que nos rodea.
    La audacia no deja de tropezar con sus torpezas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿En todos los momentos atrevidos? Una audacia que tropiece en zapatillas.

      Eliminar
  3. Te pongo "una" WIFI si me lo explicas a mis entendederas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigo con la wifi de café, sin demasiado tiempo para incursiones blogueras...
      En definitiva, a veces el hijo es la antítesis del padre. No doblegarnos por ser diferentes es "la audacia".

      Eliminar
    2. Ser diferentes es la excelencia suprema de la vida.
      Mi felicitación amigo si tú lo consigues cada día.

      Eliminar