Archivos del blog

¡Me duele la polla carnívora de tu alma!
La cabeza de un niño está llena de promesas y cagadas de gorrión.
La mayor barbarie es pretender ignorar la barbarie para seguir desayunando con periódico y servicio.
-¡Mi cedazo, mi cedazo, qué pedazo de Parnaso!
-¡Mi payaso, mi payaso, no dejes de hablar francés y besar el cielo!

-Mon tamiseur, mon tamiseur, ce morceau de Parnasse!
-Mon clown,  mon clown, ne vous arrêtez pas à parler français et embrasser le ciel!
Por lo tanto, dejémonos de miradas superfluas (la superficialidad es incapaz de arañar el interior de la piel para llegar a los vestigios del alma) y vayamos a la hondura, al lugar donde los ojos se precipitan como impacientes estrellas a la ceguera nocturna, a la sed encerrada en el laberinto del labio; pero todo a su tiempo, a su debido momento, antes hay que hacer honores a la pausa.
Y si te olvidas del reloj y las horas, ¿cómo relatar el tiempo del olvido?
practico la lengua de las vacas
que pacen prados imaginarios,
y espanto las molestas moscas
con el rabo de mis poemas.

Francisco Alcalá



Entonces (redundo en esta imagen) el mejor poema es un matamoscas o un espanta-tábanos, y el verdadero lirismo está cerca del ano, lejos de la lengua del rumiante pero allegado íntimamente a la hez y al desecho de su imaginario pacer.
Cualquier enemigo acrecienta nuestro placer (llámese contradicción, represión o censura en la alcoba de las musas).
Persigues un sueño pero ni siquiera es un sueño, es una catarata en el ojo, una lluvia anterior a la niebla.
Te apartas de lo que no entiendes: la delicadeza de un sol que abrasa.
 Hoy decidiremos el futuro de la nación 
en las mismas aulas en las que aprendimos 
qué era una nación y qué significaba el futuro.

Laura M.



Siento desilusionarte... Nunca decidimos nada, en las jaulas (aulas) en las que nos enseñaron que no contamos para el futuro. Es el símil de la tarta en el que unos soplan las velas y otros se reparten el pastel (el pastel nunca se comparte con los "soplavelas" y los "lamemocos" que ¿deciden?).
“Tenemos una gran nación y, sobre todo tenemos algo que es muy importante, tenemos españoles".

Mariano Rajoy


Que es lo mismo que decir: "Tenemos un gran burdel y, sobre todo tenemos algo que es muy importante, tenemos prostitutas".
Los moderados son los que hacen una mesa redonda con sus cuentos infantiles, los que se meten en la cama de los otros, guardando la propiedad de las formas y el formulario. Hay más radicalismo en las iglesias que en el taparrabos de la ponderación.
La dicha de un necio clasista es la patada a un balón.
Con las musas, señores, no se juega. A las musas se las respeta.


Hipogeo 



Con las musas se juega a todo lo irrespetuoso que, evidentemente, no tiene nada que ver con ganar certámenes poéticos.
Creemos las víctimas que no hay más que ladrones.  
Creamos coartadas.

Hipogeo 


¿Creamos coartadas? Cuando las víctimas asientan a la inocencia de los malhechores, tendremos que recompensar a los verdugos.
Al final son iguales, el perro y las pulgas, pero desconozco cuál es el origen del payaso que se rasca la sarna.
Salimos a pasear sin chichonera ni gafas solares, sin riñonera ni calzas de baño (una anomalía entre domingueros y viandantes playeros). Paramos en el puesto de un negro a comprar un chambergo pajizo (ese fue el tremendo error, origen de toda discordia). De repente nos asaltaron unos secuaces del PP reivindicado el voto, repartiendo sus repugnantes pasquines electorales. Les dijimos que no, con la seguridad de leer en sus mentes un único pensamiento: "natural en estos cabrones de izquierdas".
Unos minutos después nos inquirió la misma ralea Socialista, y creo que llegaron a similar consideración: "natural en estos fachas de derechas".  
Naturalmente, tenemos la magnifica virtud de quedar siempre mal delante de la gentuza sin quitarnos el sombrero ni bajarnos los pantalones.

Piensas que lo tienes todo, juventud, inteligencia y belleza... Arrogante amor, sólo eres una cagada de perro en la sandalia de un Dios.
-Perdona. ¿Has visto a un ser pequeño y bípedo subido a un artefacto de tres ruedas?

-¿Te refieres a un niño en un triciclo?

-¡Creo que sí!

-¿Cómo era?

-¡Cómo una estrella fugaz!
Una mujer que nos ame y dos que nos duelan con todas las consecuencias.
El punto G del mentón en un eterno fotograma final...
Piernas que hacen mortaja y besos para morir de amor...
Soy libre porque dependo de todo cuanto existe y todo lo que existe evidencia un propósito.
Como putas gallinas en el corredor de la muerte, ¿sobreviviremos a un mundo sin rodaballos y estrellas de mar?
¡Oh! ¡Mis perros! ¡Mis hienas! ¡Qué el fragor de la batalla nos recuerde, ebrios de inframundo!
El nacionalismo es el peor de los infiernos conocidos.
Todo es delectable, pero una nueva poética nos reconforta con la frase enjaulada, opresa entre gruesos jamones...
-Entre un hombre y un poema me quedaré con la verga.
-Entre una mujer y un poema siempre elegiré a la hembra.
El hombre más nervioso de España acaba de pasar por el quirófano para someterse a una vasectomía.
Rapante viejo, mofeta inguinal, apestas a docencia profesional para el desempleo.
Resolución
Denegación
Programa de Inserción
La divina panoplia: a follar como mosquitos y a joder con mosquiteras.
¡Mi divino albacea! ¡Te quiero libre, pero después de probar todo tu libre albedrío!
Pedagogicamente hablando: estoy hasta los huevos de tanto condón informativo.
Hay que ir a por las hembras que pasean un perrito faldero, un hermoso lulú entre las piernas... Tienen menos pájaros en la cabeza y demasiadas ganas de volar bajo.
¡Estás más buena que el corazón de las medusas!
¡Oh, emperatriz, institutriz, perdiz, déjame echarle barniz a tu testuz! 
¡Oh, meretriz, actriz, áspid, déjame galopar en tus lomos de avestruz!
El fútbol está lleno de escándalos asexuales...
-Ojazos de pleamar y tumbona de marisma, ¿te apetece consomé de reptil o nalga de mandril?

-¡Me llega con verte el trasero a todas horas para estar aburrida de tus sopas!
Dar paseos como viejas carracas, con un cohete en el culo, mientras a nuestro amor se le pudren los dientes y quedamos sin mecha para el despegue (tan cerca del despiece).
 


Ya sé dónde los libros merecen su nombre 
y se pueden pasar las hojas con la lengua.
Y alguien vino y la comió y la mamó y se sació y se corrió en vosotros... y quedasteis sucios como el cementerio de Seseña, pero no fuisteis capaces de quemarle las ruedas a ningún político cabrón, traficante de neumáticos.
Los alienígenas nos quieren follar, lo mismo que hicimos nosotros en el Nuevo Mundo: un batiburrillo de bastardaje universal.
Entre lo malo conocido y lo malo por conocer prefiero lo peor por descubrir, pues lo malo conocido siempre nos aburre con su desidia.
Un poeta de hez sabrosa -¡semejante peste!- más lento que una clepsidra en defecar pero igual de exacto que el mecanismo de Anticitera. 

-María, tira del excremento hacia la ciénaga, hacia la ciencia, ya que hoy nada quiere caer por su propio peso, ni salir por expresa voluntad.

-Tu asueto sólo sirve para fomentar resuellos; y, ¿todavía necesitas una mano femenina que te asista en el duelo? 
Es tan asquerosa tu poesía que no gano para escobillas de retrete. Acuérdate de los mortales, antes de maldecirnos con tus muertos, e intenta perfumar la estancia de los vivos.
Si no somos tus siervos, por qué entonces nos colmas con tus dones, tus defunciones, tus meteoros, tus geodas e infusiones. Guarda tu emoción y tu talento para quien no pueda olerte y quiera leerte en papel higiénico.
¿Qué le dice una mujer a un amante despechado por su supuesta infidelidad?: "Un instante contigo es una eternidad, un instante con él es sólo una vida".
Señorita, usted es mía, por desagradable que sea no es de nadie más. Lo digo ingenuamente, acosado por el tumulto de sus amantes, lo digo por la inmerecida satisfacción de un desprecio.
Recreando un amor cerdo me fui a la piara de tu nombre, allí gruñían otros puercos que me salpicaron los ojos con su eterna vehemencia y me dejaron ciego de endechas y tuerto de tus nalgas.
Todo era voluntad de asirse a tus jamones, todo por la generosidad y promiscuidad de tus tocinos. Te la metí con un acordeón y una muiñeira y bailamos a golpe de pandeirada (algún lechón miope se parecerá a nosotros y tendrá nuestra misma mirada).
Si deja caer estrellas
los guisos saben a especias
y el cielo brilla más limpio
cierto que la reconoces.


Chés



Un cielo limpio en los guisos de la noche, para soñar una estrella devorada por nuestro infortunio
El poeta para contar lo inmenso
sus frágiles cantos poéticos alza

Late el barro con y por amor
Lodo base del nuevo ser virtual
 
Chés



No nos olvidemos de la naturaleza de las máquinas y la metalurgia del alma en los futuros chips de incoherencia residual; porque el poeta, para alabar lo eterno, puede confundir una red de transistores neuronales con patatas fritas -chips de conciencia-.

Cuando el grifo de la ducha te traiciona y sueltas un gritito a lo soprano


Cuando el grifo del amante te traiciona y sueltas un gritito a lo profano
Quizá seas el último rebelde que queda por aquí, ya nadie se rebela contra nada porque lo abstracto ha ganado a lo concreto y el enemigo a batir no está fuera... ya no, ahora vive dentro de cada uno, así que yo, que siempre he sido de naturaleza dócil aunque un poco dispersa, si no te importa me escurro por uno de los huecos de esos horizontes inasibles que has pintado hasta caer en una nube baja y si no te incomoda, desde allí veo como renuncias a toda determinación sucumbiendo sin rechistar a la más grata de las subordinaciones ;)

María



Entonces la rebeldía no vale uno solo de sus atributos si soy yo el exponente de sus presunciones, tal vez la podemos comparar más bien con una filigrana o una fantasmagoría. Lo concreto y abstracto en algún punto se besan, de esa naturaleza pródiga, dócil y dispersa, que se evade en los huecos de los límites. Mi voluntad no es la renuncia a toda determinación, pero al igual que unos son displicentes y sumisos, otros son insumisos e indisciplinados. Lo concreto tiene mucho de molicie y resignación, y la abstracción es como un guijarro en un colchón de plumas. Si das con esa penitencia todas las noches, con esa impertinencia que no te deja dormir, pronto comprenderás que hay aristas entre las sábanas.
La subordinación del amor es el auténtico pronunciamiento que nos ata a los camisones del tránsito y a los pijamas de la noche.  



PD,

Perdona que haya manejado y manipulado tu hermoso comentario a mi antojo.
Mi única rebeldía descansa en la palabra y en los huecos del horizonte, en ciertas apreciaciones fácilmente restituibles. Aunque el insurgente odie el servilismo siempre se hará acompañar por alguna ramera y amanecerá en alcobas de concubinato y conformidad. ¿Cómo negar la completa dicha que nos esclaviza a un placer? Así que estamos vencidos por toda determinación, ineludiblemente; tal vez, acaso, a la más grata e indómita de las subordinaciones.

Promociones de perfumería

Aproveche las mamaditas, bajaditas de precio, con crema facial 24k.
El diablo descansa en un cuello de garza.
¿Si la vida es como las hemorroides de una alcantarilla, deja el beso de ser apasionado o debemos rechazar el ogro del gozo?
El canibalismo de las fresas devora la grasa y el arte de los perros.
Los amantes se comen las bocas y el semen navega desplegando sus velas. A veces, la contradicción acaba en una cama sucia, marginal, o en el coño de un ácaro.
Vida rudimentaria, sin motivo aparente, sobre el desperdicio y el ala de la mosca. El gusano canta y La verga se arrastra con pútrido anhelo.
La larva se come la canción, la pestilencia de brea en el ombligo de Adán, y la pez regresa al ágape.
No nos podemos servir del servicio a menudo, de ahí la singularidad de amar. Tanto amor desperdiciado y tan pocos helmintos en lo vivo.
¿Qué tan peligroso en el croar de estío que un ranúnculo de amor en el letargo de las ranas?
Los empresarios y sindicalistas tienen en común la lealtad por el marisco.
Me agrada esa belleza nórdica, rubicunda, de coño rasurado y ojete azul, por no hablar de las rotundas pestañas de las Hébridas.
La prédica, el cortejo, supone un esfuerzo adicional para cualquier alma. Un poeta infeccioso no se puede permitir las inmediaciones de una pulcra vagina y una pulcra vagina no se puede permitir la fealdad.