Archivos del blog

Ya entraste en el comedor del amor sin refinamientos y te llenaste la boca de manjares exquisitos y de polvo sacrosanto. No sé a qué salsa te refieres que acompaña al gimoteo de tobillo o al santo Toribio, ¿para carnes, para pescados o para legumbres?, aunque yo preferiría escanciar el orgasmo con un aguardiente de cerezas.

3 comentarios:

  1. Ese licor Suizo? Mejor acabarlo con un escocés.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y bailarlo sin nada por encima de los tobillos, con la gracia de una gaita escocesa...

      Eliminar