Archivos del blog

La perfección deslumbra con sus trazos. Se hace irremediable, entonces, apartar la mirada para ver. Cualquier mundo así, consumado en lo celeste, nos ciega con su existencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario