Me desperté con la inspiración de un juguete sexual, pero sin nadie para jugar al deseo. Es terrible ser un consolador y aguantarse las ganas cuando se tiene el don de penetrar mundos y la necesidad de saciarlos a todos.



Espertei coa inspiración dun xoguete sexual, pero sen ninguén para xogar ao desexo. É terrible ser un consolador e aguantar-se as ganas cando se ten o don de penetrar mundos e a necesidade de sacia-los a todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas