Archivos del blog

Pero aquel libro poemático, bien porque tuviera resonancia de sus vivencias frustradas, bien porque era un grito de dolor, se había convertido en un amuleto. Qué mejor talismán que las palabras hilvanadas por un poeta maldito, pensaba. Oh, tú que de la carne que tanto te anheló hiciste cenizas.


Chitón


Un poeta maldito es aquél incapaz de trascender a sus palabras para permanecer siempre en el lugar del refinamiento, sutilmente apostrofado al devenir de los significados, recostado en el diván del tedio a contraluz de los hechos. Si te hueles los dedos y no se confunden con el propósito de una hembra o una mudanza, deja la tinta a un lado, sin tardanza, dar suficiencia al talismán de los versos es como vendar un corazón y amortajarlo para un decorado vacío.

6 comentarios:

  1. ufffff no sé si termino de entenderte, quien es esclavo de la poesía no se llena de poevida ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hay vida detrás de la palabra? Que la vida no sea una excusa para el verbo, sino, más bien, el verbo un pretexto para vivir.
      Tal vez lo esté llevando a los extremos, pero los extremos existen. Yo me desprendería de la poesía por otra clase de poema que nada tuviera que ver con la escritura. Hay personas que se encierran en el único mundo de las letras y otras que escriben los matices de lo que aman. La pretensión no es el poema sino trascender al poema. Quiero decir que de nada sirve centrarse en "dar suficiencia al talismán de los versos" si no procuramos esa poevida que nombras.

      Eliminar
    2. Yo no veo que esté reñido. Hay quienes viven su vida en plenitud y aun más amplia y siguen teniendo una necesidad como cagar o mear o respirar. Quien escribe poesía la siente y pobre de aquel que la escriba sin sentirla

      Eliminar
    3. ¡Escribo poesía: se siente y lo sentiréis! Tienes razón y te entiendo. Mi punto de vista tiene que ver con el hecho de autoinfligirse una necesidad hasta el punto de "rememorar muertos", o parapetarse en el cielo del poema como único grial. Sólo se puede entender cuando has conocido un mundo absolutamente dependiente de su obsesión.

      Eliminar
    4. Sí, todo será cuestión de sentarse en frente de uno mismo. y verse de la forma más subjetiva. Pero desenterrar y rememorar muertos puede ser otra vía de abrir muros de contención y una herramienta más para liberarse.

      Eliminar
    5. ¡Siempre que hagamos algún caso de los vivos y no estemos inhumando y desenterrando constantemente por afinidad con el sepulturero!

      Eliminar