Archivos del blog

Si hacéis el amor con el poema y os levantáis meados y cagados de poesía, no habrá servido de nada la conciliación, la confluencia de lo amado y lo divino, ya que no habréis trascendido a la incontinencia de la palabra. Para lamer el Unicornio hace falta el total desprendimiento. 

2 comentarios: