Archivos del blog

Mi estrella tiene unas caderas anchas, unos pechos vía láctea y un trasero luminoso. Es tan lechera que da de mamar a los perros y tira del carro de la osa mayor con sus pezuñas de cuadrúpedo, enjaretada como una diosa al yugo de amarrar los bueyes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario