Archivos del blog

En las relaciones, huyo de lo normal hacia lo paranormal, pero ni los fantasmas se quedan conmigo mucho tiempo; tal vez soy demasiado etéreo para la satisfacción de una aparición.

Jadea, jadea, magnífico espectro, la sicofonía del amor!!!

Paso las páginas del placer y todas me parecen bellas: mercado de carne sin una mercancía definida. Una posible sintonía: todas mis amantes empiezan por la letra M y parece que las incautas de mis desvelos son ahora María, Marina, Monique...

M, letra de muerte... Tal vez no lo creas pero hace días que las estrellas predijeron un final para nuestro idilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario