Ir al contenido principal
Mi alma está enferma, ojalá fuera por una necesidad superior en el alfabeto del poema. Se desmiembra con su lirismo sin sustancia, detrás de una magnífica insignificancia cualquiera: el aullido, la acedia y ninguna musa para compartir una siesta. Mi alma está enferma, ¿en qué matadero se desprenderá la grasa de su piel?

Comentarios

  1. A veces nosotros mismos impedimos que sane nuestra alma y nos empeñamos en una enfermedad conocida por miedo a un remedio no explorado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día de las contemplaciones, sería necesario detenerse en tus palabras, marco de oro, para profundizar en el cuadro interior.

      Eliminar
    2. Hay obras de arte a las que se les ponen marcos de oro, para que el necio desvíe la atención de lo importante.

      Eliminar
    3. La equivocación de los necios es dar importancia a lo superficial, para mí un marco delimita y define el dibujo interior.

      Eliminar
    4. Habría mucho que discutir sobre el asunto... No sé si me entendiste bien con lo del "marco de oro": quería recalcar que tus respuestas me han sorprendido gratamente con sus profundidades.

      Eliminar
    5. Jamás discutiría algo así, a mi no me pareces un necio, pero si tú que te conoces mejor así lo estimas, no soy yo quién para discutir tal cosa ;)

      Sí, Raúl, te entendí perfectamente, parece ser que fui yo la que no supo expresarse; aunque por tu comentario me dio la impresión de que sí me habías entendido. En fin, que te entendí muy bien :)

      Eliminar
    6. jaja si me permitís, recién llegada del alma Navideña de mi casa -la de toda la vida de mi vida- a la mía de un tiempo ( largo ;) a esta parte, os encuentro aquí a los dos con vuestros diálogos a toda pastilla según salen, piropeándoos sutilmente sin querer o queriendo, entendiéndoos sin saber q os habéis entendido, buceando en la superficie de vuestras profundidades líricas más sustanciosas porque aquí RAUL, aunq en tu habitual modestia ( enfermiza) jamás lo reconozcas, cocinas siempre un caldo aparentemente desgrasado y ligero pero concentrado y poderoso de sabor, tal cual hace PROZAC solo q ella lo sirve en porcelana con cascabeles ( bueeeno, más en su casa q aquí, aquí más en tu estilo... en una manta a cuadros sobre la hierba, en plan picnik :)

      Eliminar
  2. ¿En plan picnik, un servicio de teteras y caldo desgrasado a domicilio? Suena a sucedáneo de amor y a quitamanchas casero. ¿Qué tal, obscenidad sobre la hierba y llevarnos de recuerdo alguna garrapata en el reverso del corazón?
    Ya sabes que te lo permito todo y más... ¡Puedes introducir los torreznos en la sopa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, pues entonces ...esplendor sobre la hierba ( como la peli ) las garrapatas siempre q no sea en la piel, tb te dejo, q luego para arrancarlas es terrible hay q sacarlas con un cigarro... solo me duele q supongas q una comida campestre, sana y natural es un sucedáneo de nada, todo lo contrario... es de verdad verdadera, sin aditivos, ni conservantes, ni colorantes ; )

      Eliminar
    2. Con permiso, a mi me encanta que aparezcas en estos diálogos ;)

      Si intuyes piropos entre Raúl y yo, es porque eres una buena persona y siempre ves lo mejor,jajajaja
      A mi, me gusta la porcelana y un buen picnik, cada cosa en su momento y en su lugar, pero las dos pueden ser igual de satisfactorias.

      Eliminar
    3. jaja gracias! ; ) RAUL te piropea porque mereces los piropos PAROZAC y no dudes q lo hace, su modestia jamás le permitirá reconocer q le sale inteligencia por cada una de sus letras, por más q insista en disfrazarlas de famélicas y zarrapastrosas y ¿sabes qué? segurísimo q a él, como a ti, tb le gustan las comidas campestres, lo de la porcelana ya no estoy tan segura jaja Me temo q le despistó lo d picnik ( se nos fue a la Inglaterra de orgullo y prejuicio :- ) en lugar de a una comida campestre al calor de una buena fogata. La casa de RAUL es más al estilo d Cumbre borrascosas de Bronte q de de Jane Austen ; )

      Eliminar
  3. jajaja POROZAC poropooo!! poropoperoooooo.. jajaja si es q se nota q no he parado de beber estos días jajaja perdón PROZAC ; )

    ResponderEliminar
  4. Mi mente lo distorsiona todo... Livy, te entendí: "si intuyes piojos entre Raúl y Yo, es porque eres una buena persona...".

    Una comida sana y natural sólo se parece a una buena conducta. A la hora de ser naturales deberíamos pretender la naturaleza al desnudo, con todos sus inconvenientes.
    Me aburro si tenemos que hablar de algún bicho inteligente, lo mejor es hacer algo estúpido con la inteligencia o jugar a ser terriblemente torpes con el instinto. María, me fui a la Inglaterra de Jane Eyre con lo del picnik (más concretamente a la miniserie del 2006).
    La verdad es que para mí, las casas carecen de valor y de gusto, sólo me interesa la introspección de las alcobas y el alma de sus domésticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hice una entrada al respecto, Cumbres Borrascosas es una de mis novelas favoritas, casi la que más.

      Raúl, no dejamos de ser dos primates despiojándose mutuamente.
      María, perdonar qué? Que seas un encanto? Besitos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.