Archivos del blog

Tú, que no eres nada, puedes ser un dios para un animal. Dios, que no es nada, puede ser una deidad para el hombre... Y ahora, si te apetece, podemos debatir y argumentar sobre la inconmensurable belleza de la nada.

2 comentarios:

  1. ¿Para qué? ...si lo has dicho perfecto. Mejor prepara un buen café y quedemos en silencio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Compartir la agradable eternidad de un café!

      Eliminar