Archivos del blog

Puede que sólo a través de la paz encontremos el camino a una pasión desapasionada.

11 comentarios:

  1. ¿Una pasión desapasionada? ...¿y quién podría desear algo así? ...sería como querer helado dietético!! ...pues no, cómete el mejor y más gustoso helado y luego haz una hora de ejercicio!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como si te dan una bofetada de introspección y calma cuando te estás comiendo un helado, un ejercicio de relajación, desposesión y entrega en las heladerías, despersonalización hermética de los congeladores vacíos... No me hagas caso, un individuo como yo no sabría que hacer con un cucurucho.

      Eliminar
    2. Entonces busquemos el sendero de la guerra para tener una pasión beligerantemente apasionada, ya mañana nos encargaremos de la paz

      Eliminar
    3. Me parece que estoy entre dos fuegos y ahora ya no sé dónde meterme, voy a tener que sacar el amor reglamentario y tirar a matar...

      Eliminar
    4. Jajajajajajaja. Fallo mio, invadí terreno que no debia :)

      Eliminar
    5. No hay nada que no se deba hacer en la conquista.

      Eliminar
    6. Pero hasta en la conquista hay reglas, aunque se diga que en el amor y en la guerra todo vale. Ya sabemos que la ecuanimidad de juicio existe.

      Eliminar
    7. Únicamente el encanto de unos corazones imperfectos predispuestos a la herida.

      Eliminar
    8. Hasta los corazones anómalos laten de amor :)

      Eliminar
    9. Me había perdido la continuación de esto... por mi parte Prozac, no has invadido ningún terreno, me gusta "dialogar" con seres que demuestran haber un sútil equilibrio entre razón y corazón... por lo cual, hacerlo contigo es sólo que un placer.

      Eliminar