Archivos del blog

Hay canciones de amor que sólo sirven a las piedras, pero hasta las piedras pueden doler de sinceridad.

8 comentarios:

  1. Hasta las piedras tienen derecho a su canción de amor.

    ResponderEliminar
  2. He conocido muchas piedras y creo que nada le puede hacer doler. Saludos! Un placer leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin embargo que pronto asumimos el hartazgo de las rocas, de las horas... ¿Qué nos hace creer que lo inmaterial no tiene alma, aunque ésta sólo sea un reflejo de la nuestra?

      Saludos!

      Eliminar
  3. Hay canciones de amor para todos.
    Hasta para los ciegos y sordos.

    ResponderEliminar
  4. Mira la dureza del diamante... Y cuanta sangre y precio se pone a su posición.
    Una canción?... Qué no penetra una buena letra junto a un acorde a medida?

    ResponderEliminar