Archivos del blog

Desde que los cangrejos andan para atrás y el corazón es una caja de música, todos deseamos asesinar comadrejas.
La luna no sólo cabe en el cajón de las bragas sino que es preciso que las bragas no encuentren nunca una salida de emergencia. Meter una moneda en la ranura de una mujer es poner en marcha el jukebox.
¿Qué se siente al saber que fuiste engañado por una anátida en el hueco de su entrepierna? Fue el único amante, palmípedo y discreto que penetró en su virtud.

8 comentarios:

  1. Joderrrr... Un poco de vaselina para asimilar esto, jajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Asimilar con conocimiento de causa y lubricación?

      Eliminar
    2. ¿Qué se supone que esperas que responda?

      Eliminar
    3. Simplemente lo inesperado..., pero en tu caso, gratamente, me vale cualquier respuesta.

      Eliminar
    4. ¿Y si te digo que eres el único tío que me deja sin puñetera idea de que responder?

      Eliminar
    5. ¡Estamos a la par, en una conversación cara a cara tampoco sabría qué decir!

      Eliminar
    6. Pues habrá que programar ese café.

      Eliminar