Ir al contenido principal
Nada en el exoesqueleto de la tarde, excepto el infinito Ultraje del sol. Me gustan las mujeres que no esperan nada de un hombre porque la nada siempre es una expectativa razonable. No creo en la belleza, sólo en la vileza de lo bello. Es la hora del trabajo, la purga, la negación, no se puede cavar con un kilómetro de mierda en el duodeno.

Comentarios

  1. Expectativa razonable? Será según temática.
    Lo mismo da mujer que hombre, alguien que no espera nada de lo demás, a mi entender es síntoma de mediocridad y conformismo. Para mi lo razonable es saber elegir quien tienes al frente y partiendo de ahí, encontrar razones con peso en sus expectativas y las propias.

    Espero ver títulos en tus post. Ampliaría mis expectativas de comprender mejor lo que escribes. Aunque leerte no me de derechos a pedir; dice el refranero que quien no llora no mama...
    Saludos y buen finde ;)

    ResponderEliminar
  2. Otra vez de bares para contestarte... Yo espero de las personas la fragilidad de un alma y las expectativas las dejo a los pies de los caballos de esa fragilidad.
    Entiendo tu respuesta, uno no suele conformarse con la "nada", pero quiero que entiendas que partir de cumbres o totalidades me parece desacertado. Me conformo con la piel y lo que ese corazón quiera ofrecerme, descartando los vestidos de la superficialidad. Podría extenderme algo más pero el móvil y mis dedos no se llevan bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperar la fragilidad de un alma es... Ser un suicida en esta época o adivino... Las almas frágiles (especiales) han de camaleonizarse... Cuesta un huevo que se dejen ver y dos que se donen .
      En el próximo ...¿ me invitas a un café? ;)

      Eliminar
    2. Un café es un buen comienzo para desvestir camaleones... ¡Qué difícil es rozar esa fragilidad!

      Eliminar
    3. No había leído esto(antes de poner lo del café al otro lado), me alegra saber que al menos en eso coincidimos.

      Y sí, lo difícil es rozarla sin rasgarla, pues para que te la revienten saltan los candidatos como ineptos a la política y gobierno del país.

      Ten buen día. :)

      Eliminar
    4. Odio la política, Megan, y los perjuicios del ideal. En algunos momentos me gustaría tomar ese café en un lugar diferente.

      Eliminar
    5. Odio la política, Megan, y los perjuicios del ideal. En algunos momentos me gustaría tomar ese café en un lugar diferente.

      Eliminar
    6. Te invito a uno. Prepara un termo y tómatelo conmigo en un lugar que te guste. Saca una instantánea y compartela.

      Yo odio la politica, pero cierto es que sin dirigentes esto sería más caos de lo que es. El principal deber que tenemos los fuertes es el de proteger al resto.

      Eliminar
    7. Te invito a uno. Prepara un termo y tómatelo conmigo en un lugar que te guste. Saca una instantánea y compartela.

      Yo odio la politica, pero cierto es que sin dirigentes esto sería más caos de lo que es. El principal deber que tenemos los fuertes es el de proteger al resto.

      Eliminar
  3. Para mi lo razonable es no saber elegir y partiendo de ahí, no encontrar razones de peso en sus expectativas ni en las propias.

    ResponderEliminar
  4. El que no espera nada, nada le decepciona, excepto quizá su propio vacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me refiero a no ir con ideas preconcebidas a una relación (la decepción entonces es aguardar demasiado).

      Eliminar
    2. La nada que expreso se distinge del vacío, pues la considero un principio, un punto de partida dispuesto a completarse.

      Eliminar
    3. El queva.con ideas preconcebidas y después percibe lo que no pensaba y se decepciona. La decepción es aguardar demasiado, por eso el que nada aguarda, nada le decepciona.
      En ese sentido hablaba yo, nada como punto de partida, pmente abierta.

      Eliminar
    4. A eso me refería también. Lo que ocurre es que las palabras están abiertas a múltiples significados, y, "la nada", objetiva y subjetivamente, suele tener una connotación negativa.

      Eliminar
    5. Vaciarse y sentir esa nada. Pero una nada libre donde respirar profundamente y sentirse pleno

      Eliminar
    6. Vaciarse y sentir esa nada. Pero una nada libre donde respirar profundamente y sentirse pleno

      Eliminar
  5. Me gustan las personas que no esperan:
    nada de nadie
    nada de su alrededor
    el tren
    que se lanzan al vacío y viven.
    esperar siempre fue una perdida de tiempo.

    me despido sin esperas.

    ResponderEliminar
  6. ¡El tren de los momentos! La tranquilidad absoluta de un lanzamiento de peso... ¡Alma abundante y sin amarres!

    ResponderEliminar
  7. Tras leer algún comentario que ayer no leí. Creo que confundimos el conformismo con estar conforme con uno mismo. Esperar de los demás es estar vacío hay que esperar, en todo caso de uno mismo. Quien necesita de otro o espera de otros tiene que rellenar sus propios huecos o vacios. Uno no quiere ver sus carencias y por ello ve las de los otros. Te das cuenta quien espera constantemente deja pasar cientos de oportunidades. Yo ahora me pregunto. No es más conformista quien espera y espera? Uno sólo debe vaciarse de egos para poder dar sin esperar nada a cambio. Ahí radica el amor

    ResponderEliminar
  8. Tras leer algún comentario que ayer no leí. Creo que confundimos el conformismo con estar conforme con uno mismo. Esperar de los demás es estar vacío hay que esperar, en todo caso de uno mismo. Quien necesita de otro o espera de otros tiene que rellenar sus propios huecos o vacios. Uno no quiere ver sus carencias y por ello ve las de los otros. Te das cuenta quien espera constantemente deja pasar cientos de oportunidades. Yo ahora me pregunto. No es más conformista quien espera y espera? Uno sólo debe vaciarse de egos para poder dar sin esperar nada a cambio. Ahí radica el amor

    ResponderEliminar
  9. Tras leer algún comentario que ayer no leí. Creo que confundimos el conformismo con estar conforme con uno mismo. Esperar de los demás es estar vacío hay que esperar, en todo caso de uno mismo. Quien necesita de otro o espera de otros tiene que rellenar sus propios huecos o vacios. Uno no quiere ver sus carencias y por ello ve las de los otros. Te das cuenta quien espera constantemente deja pasar cientos de oportunidades. Yo ahora me pregunto. No es más conformista quien espera y espera? Uno sólo debe vaciarse de egos para poder dar sin esperar nada a cambio. Ahí radica el amor

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.