Archivos del blog

No todas las esperanzas son banas y la fe se puede convertir en propósito (mover montañas). Equivocados o no, podemos dirimir la existencia suprema, también podemos tergiversar las palabras (a menudo las doctrinas equivalen a esa tergiversación), pero aún no podemos afirmar o desmentir nada categóricamente. Tal vez algún día lleguemos a comprender que la "divinidad" posee diez partes de verdad, diez partes de engaño y un ochenta por ciento de ciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario