Archivos del blog

El sacerdocio de la perfección

Algo de filosofía oriental: inscribirse en un templo budista, tocar la flauta, hacerse más pajas que David Carradine y dedicarse a las artes marciales poéticas.

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hay tres opciones ante una agresión: defenderse, dejarse agredir o marchar. Nuestro protagonista le dice a unos huteristas que también le pueden sacar el palo al agresor. Yo creo que puede existir otra opción, la de meter el palo a quien nos provoca, y esta, sin duda, es la más placentera (que una herramienta de odio se convierta en pertrecho de placer, tal vez el "yak" que insinúas).

      Eliminar