Archivos del blog


 
Cierro los ojos, y te espero. Siempre apareces de una esquina. Con un vestido blanco de flores amarillas, y en el pelo una tormenta.



Nunca hagas el amor con una mujer que no aspira a despeinarse.



Ni se me ocurriría, Mail. Nunca he caído tan bajo.



...si amas las tormentas, descifras los mensajes del viento y conoces el idioma de los pájaros... entonces, puedes declararte poeta.



¿Los poetas no son los que se cubren con un parasol de las tormentas, los que huyen de las cloacas de los pájaros y de los mensajes sin membrete?


16 comentarios:


  1. Definitivamente no, RAUL ;)

    Si te cubres ante los mensajes sin membrete, reduciendo a cloacas las esquinas donde esperas amainen las tormentas sin intentar alzar el vuelo en una ráfaga de viento indescifrable...
    Ni eres poeta, ni pájaro, ni te despeinará nadie ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes ser un dandi advenedizo: una de esas rara avis que no se despeinan nunca, hijo de las apariencias emperifolladas y del rape común. Un hipócrita convencional que se sustancia en la absoluta falta de meteoro. Esos pájaros, tan extraños y paradigmáticos, viven en su propia pajarera -jaula de oro-. ¿Por qué tanta vehemencia con los poetas, yo mismo soy una mosca cojonera?

      Eliminar
  2. Ah! no no no... vehemencia ninguna, los poetas para mi sí que son raras avis... aun los grandes dudo que se llamaran a sí mismos poetas ... porque en realidad ¿qué es un poeta hoy? ... me refiero a estos de los círculos psuedointelectualoides? justamente lo que has dicho jajaja "un dandi advenedizo: una de esas rara avis que no se despeinan nunca, hijo de las apariencias emperifolladas y del rape común. Un hipócrita convencional que se sustancia en la absoluta falta de meteoro" ... y estos mi querido RAUL, son tan habituales como extrañas las jaulas de oro ...¡a patadas por el mundo! ... engomados, altivos y estirados, midiendo versos con cronómetro, cacareando sin alas, con mucho pico, lanzándose endecasílabos y rimas asonantes en declinación nominativa, acusativo y genitivo sajón con cara de pito jaja MuaaaaksS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ese entusiasmo con el que maltratas carne de poeta y agravias todos sus miembros y atributos (no merecen otra cosa). Es un verdadero placer ser apaleado por tu destreza a la hora de encomiar.
      Yo también la tengo engomada, altiva y estirada (midiéndola); cacareando sin alas con mucho pico y caprichosa; siempre inclinada al acusativo, pero sin asonancias nominales despectivas; cara de pito y sajona al borde de los labios.
      María, acabas de describir mi entrepierna. ¡Se supone que los poetas carecen de genialidad y talento!

      Eliminar

  3. jajaja a ti no te considero un poeta al uso... tú estás en otra dimensión, eres alguien incalificable jaja
    a medio camino entre un alíen extraterrestre y un genio lunático carismático y anaeróbico ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunos consideran que soy bastante católico y aeróbico!!!

      Eliminar

  4. jaja INCLASIFICABLE quise decir xq...se te puede calificar de cero a cien .. con mil doscientos adjetivos jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo de tapar agujeros (no es ningún inclasificable de prensa). Sobre los poetas... Hay quien considera a una mujer menos que un cenicero de coche (un atrezo para lucir carrocería). Consideremos así a los poetas, lejos de la ceniza de sus versos ni siquiera complementan bien.

      Eliminar
  5. Los poetas son peligrosos, porque pueden hacer con la palabra lo que quieren y, la palabra, tiene mucho poder...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un poeta sin palabras puede ser un pendenciero pero es más ameno caer en sus trampas.
      La palabra no sirve para afrontar la verdad, únicamente para delinquir nociones.

      Eliminar
  6. BAHHH Poeta, nunca me gustó ese término,como no me gusta el de poetisa. Qué manía con ir poniendo etiquetas a las cosas y clasificarlas. Cada cual tendrá su motor a la hora de escribir, yo al menos soy de lo más normal, de andar por casa, una vida estable tal vez demasiado y esta sea la fuga, el acorde en fa mayor y el desagüe de las aguas que se quedan estancadas. Pero sangramos si nos pinchan, gritamos si nos tocan los bemoles y reímos a carcajada aunque parezcamos almas en pena en lo que escribimos.
    Así que mi reflexión es, no te creas todo lo que lees ni lo que ves porque hasta la vista nos engaña.

    ResponderEliminar
  7. ¿Eres poesía de trasnochar, con zapatillas, bata y camisón, o prefieres la poesía de desabrochar picardías? La etiqueta solo pone fecha a lo caduco, en este caso el término "poeta", "poetisa", se refiere a un lácteo cremoso y fermentado que tiene su origen y distinción en las mamaderas de una vaca. Las encimas del yogur es lo que produce la poesía intestina (desagüe de una vida estancada hacia el vertedero de la miel). Mi reflexión es la de no dejarnos embaucar por los poetas porque aunque lo leas y lo veas siempre te engañan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí , terminamos en el mismo lugar, pero no creo que sea el poeta quien pretende engañar, sino el lector quien se deja.

      Recuerda a Pessoa

      El poeta es un fingidor
      finge tan completamente
      que hasta finge que es dolor
      el dolor que en verdad siente

      Eliminar
    2. o están demasiado ocupados, autoengañándose.

      Eliminar
    3. te refieres al poeta? bueno partiendo en que no me considero poeta. Sólo escribo poesía. No obstante la literatura es una extensión más del escritor, embellecer, adornar, dramatizar son herramientas que tiene a su alcance y hay quienes la usan y quienes no. En poesía hablamos también de emociones y sentimiento. Y es ahí donde yo quiero llegar. ¿Crees que engaña uno en lo que siente? y lo que siente puede ser tan pasajero

      Eliminar
  8. Te dejo mi opinión, absolutamente relativa, en otra entrada.

    ResponderEliminar