Archivos del blog

Versos grouchianos





-La belleza está hecha de esos breves instantes que rescatamos del olvido.

-Nunca dejes un libro a tu mejor amigo, ni prestes tu mujer a un desconocido (te lo devolverán todo como un clínex usado sin darte siquiera las gracias por la lectura).

-Las mujeres tienen suma facilidad para cambiar de vestimenta y parecer estar siempre desnudas.

-Compartir, de eso se trata, flujos, influjos, reflujos, y en último caso los fluidos (no hay mejor pomada para curar las cornadas).

-Un comentario no siempre tiene que ser una crítica constante, una afirmación pedante o una alabanza indolente..., puede ser también un lugar para el encuentro.

-Es un sacrilegio hacer el amor en calcetines y calzarse un preservativo.

-La estupidez del afecto no es recomendable (cada día soy más estúpido y mi amor es más flagrante).

-Las moscas salen y entran de esa caverna vital paseando por nuestras encías, mientras nos sentimos henchidos de una felicidad soporífera.

-El placer es equilibrio, puro funambulismo en la cuerda floja, contorsionismo de amantes; somos, entonces, acróbatas de un circo divino compenetrados en las alturas.

-Hay que ser duro y tener el corazón apretado como una yema de huevo cocido.

.Todos asumen una falsa superioridad cuando se enfrentan al "brazo más débil" que suele ser el que atesora mayores bondades.

-No es un simple poema de amor, es un poema de amor intrascendente... ¿Qué lección se puede sacar de algo que no tiene tacha ni guarda siquiera el mínimo reproche?

-Si la poesía plantea interrogantes siempre despertará inquietudes.

-Durante un tiempo salí con una chica que repudiaba la monogamia, toda clase de primates y su parentesco (el amor entre simios tiene un repugnante parecido al amor entre humanos).
-En el país de la lengua en el sexo, la reverencia, la genuflexión, tienen que prodigarse debajo del ombligo e invariablemente por encima del esmalte de las uñas de los pies, (es una galantería que se detengan en la salutación y en la distinción).

-Un destino que suspira guarda el hálito.

-Duele observar, dentro del mar careciendo, tanta frugalidad en la ola.



-A beleza está feita deses breves intres que rescatamos do esquecemento.

-Nunca deixes un libro ao teu mellor amigo, nin prestes a túa muller a un descoñecido (devolveran-cho todo como un clínex usado sen dar-che sequera as grazas pola lectura).

-As mulleres teñen suma facilidade para cambiar de vestimenta e parecer estar sempre espidas.

-Compartir, trata-se diso, fluxos, influxos, refluxos, e se non hai máis remedio os fluídos (non hai mellor pomada para curar as cornadas).

-Un comentario non sempre ten que ser unha crítica constante, unha afirmación pedante ou un encomio indolente..., pode ser tamén un lugar para o encontro.

-É un sacrilexio facer o amor en calcetíns e calzar-se un preservativo.

-A estupidez do afecto non é recomendable (cada día son máis estúpido e o meu amor é máis flagrante).

-As moscas saen e entran desa caverna vital paseando polas nosas enxivas, mentres nos sentimos colmados dunha felicidade soporífera.

-O pracer é equilibrio, puro funambulismo na corda frouxa, contorsionismo de amantes; somos, entón, acróbatas dun circo divino compenetrados nas alturas.

-Hai que ser duro e ter o corazón apertado como unha xema de ovo cocido.

.Todos asumen unha falsa superioridade cando se enfrontan ao "brazo máis débil" que adoita ser o que atesoura maiores bondades.

-Non é un simple poema de amor, é un poema de amor intranscendente... Que lección se pode sacar de algo que non ten tacha nin garda sequera o mínimo reproche?

-Se a poesía expón interrogantes sempre espertará inquietudes.

-Durante un tempo saín cunha moza que repudiaba a monogamia, toda clase de primates e o seu parentesco (o amor entre simios ten un repugnante parecido ao amor entre humanos).


-No país da lingua no sexo, a reverencia, a xenuflexión, teñen-se que prodigar debaixo do embigo e invariablemente por encima do esmalte das uñas dos pés, (é unha galantería que se deteñan no saúdo e na distinción).

-Un destino que suspira garda o hálito.

-Doe observar, dentro do mar carecendo, tanta frugalidade na onda.

2 comentarios:

  1. jaja yo soy adicta a la estupidez afectiva, yonky perdida. Me nutro de ella, me imanta cuando la siento, podría servir de ese palo bifurcado que usan los zahorís para buscarla porque lo siento al instante, incluso cuando solo está en tamaño mini de mera simpatía … igual que a la inversa, siento el frío y la antipatía ipso facto, me sopapea sin piedad según la huelo ;) y sí ..hay que ser duro, la cuestión es cómo y…cuánto de cocido debe estar el huevo jaja … ir frase a frase, me llevaría una hora y te inundaría el blog.. no lo mereces .. los comentarios para mi son mini conversaciones ( bueno en mi caso de mini tiene poco ;) cuanto más interesante, más agradecida a quien me lo deja.. los blogs son para mi algo así como un inmeenso café en el que te sientas en las mesas que te apetece a charlar con quienes en la vida real seguramente jamás coincidirías … ese es el lujazo de aquí;) a ver, te escojo lo más me ha gustado de tu colección de reflexiones…esto: “la belleza insultante de la integridad brillando en los silencios trenzados como soles” .. suena preciosísimo.. ahora por favor, podrías explicarme lo que significa? Te juro que no es una pregunta retórica… no sé lo que quiere decir ;)

    Mil gracias, maestro Raul chan! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué no a las inundaciones? Tal vez lo que merecemos es hacernos lago o mar en los otros y que la música se expanda a través del tacto.
      ¿Cómo de cocido? De aquella forma que un corazón de pollo aún pueda cacarear.
      Me gusta lo que no es siempre mini y se comporta con exceso (incluso amaría lo excesivamente mini). Mini y Nini están a la par en mi filosofía (puede que también en mi fisionomía).
      Ya coincidimos, soy capaz de percibir el aroma de los bares y los encuentros furtivos en la distancia.
      "“la belleza insultante de la integridad brillando en los silencios trenzados como soles” merece tan sólo un interrogante erótico, no tiene nada que ver con los significados abarcables sino hasta que punto se derrite el firmamento de insondable necesidad.

      ¡Nos encontraremos y nos explayaremos en la cafeína!

      Eliminar