Archivos del blog

¿Por qué poner fe en lo voluble cuando en la eternidad está nuestra morada? ¿Por qué persuadirnos de materia cuando lo inmaterial produce un gozo sin condicionantes? ¿Por qué observar el infinito con ojos llenos de sombras si la redundancia de lo bello reverbera como un espejo en todas partes? Y, al fin, ¿por qué no amar lo indecible si lo innombrable nos ama? Recuerda ese baile cuántico de las partículas o el lenguaje de las formas moldeadas para la creación. La complejidad del ojo escapa a nuestra ciencia y esa es la evidencia del propósito. De la nada no puede surgir la inteligencia igual que de la dispersión no deviene la integridad.



Por que poñer fe no voluble cando na eternidade está a nosa morada? Por que persuadir-nos de materia cando o inmaterial produce un gozo sen condicionantes? Por que observar o infinito cos ollos cheos de sombras se a redundancia da fermosura reverbera como un espello en todas as cousas? E, finalmente, por que non amar o indicible se somos amados polo innominable? Lembra ese baile cuántico das partículas ou a linguaxe das formas moldeadas para a creación. A complexidade do ollo escapa á nosa ciencia e esa é a evidencia do propósito. Da nada non pode xurdir a intelixencia igual que da dispersión non devén a integridade.

2 comentarios:

  1. Este es de los que me encanta. Por esa búsqueda. Por esas cuestiones que nos hacen enriquecernos y crecer. Hay luz!!!! Y amor!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un porqué que no nos es indiferente y sin sustancia...

      Eliminar