Archivos del blog

Uno no puede obviar lo evidente ni balancear las olas a su arbitrio. El sol que entra por las narices nos hace estornudar.

La poesía puede ser tan hermosa como una incontinencia y vivir en la hoja de un serrucho. ¿Comprendes ahora la belleza de los aserraderos y por qué la madera escupe virutas?



Un non pode obviar o evidente nin balancear as ondas ao seu arbitrio. O sol que entra polos narices fai-nos espirrar.

A poesía pode ser tan fermosa como unha incontinencia e vivir na folla dun serrón. Comprendes agora a beleza dos serradoiros e por que a madeira cospe labras?

No hay comentarios:

Publicar un comentario