Archivos del blog

De entre todos los poetas y las rudas mujeres, tú eres el antagonista de mis días. Yo amo el absoluto de uno solo de tus cabellos y la bondad de tu sangre con los mendicantes.

Entre nosotros el éter o el amor no importan, éter o amor son en vano. No importa que me pienses convencional si lo que merecemos está lejos de nuestras pretensiones.

Amo tus palabras y la sinceridad de tus actos. Un mundo definido por costumbre es un lugar incierto, como inciertos son los días: ave que se aprovecha de nuestras artes y alimenta nuestros afanes.

Un alma de igual a igual, de sexo a sexo, de bajeza a bajeza (sólo los civilizados y cobardes esgrimen convicciones y principios).



De entre todos os poetas e as rudas mulleres, ti es o antagonista dos meus días. Eu amo o absoluto dun só dos teus cabelos e a bondade do teu sangue para cos mendicantes.

Entre nós o éter ou o amor non importan, éter ou amor son en balde. Non importa que me penses convencional se o que merecemos está lonxe das nosas pretensións.

Amo as túas palabras e a sinceridade dos teus actos. Un mundo definido por costume é un lugar incerto, como incertos son os días: ave que se aproveita das nosas artes e alimenta os nosos afáns.

Unha alma de igual a igual, de sexo a sexo, de baixeza a baixeza (só os civilizados e covardes esgrimen conviccións e principios).

No hay comentarios:

Publicar un comentario