Igual que pichones ciegos nos sacian para la muerte y aun así la vida lleva una paloma en el pico.

Etiquetas