Archivos del blog

Todas las horas han de sucederse, a veces con faldas cortas y medias largas, y hay viandantes que observan de reojo el presente de esos andares y el futuro de unas caderas. Sólo unos pocos, los más osados, se atreven a piropear las hechuras del tiempo.

2 comentarios:

  1. Unos pocos que son suficientes
    Mi beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué esa manía de besarlo todo, será para humedecer el tiempo?

      Eliminar