Archivos del blog

Igual que una madre acicala los cabellos de un hijo, esa es ahora mi tarea: peinar los versos hasta desenredar los nudos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario