Archivos del blog

en clase de Pilates riéndote con un montón de desconocidos porque la "profe" os pone a rodar por el suelo es terapéutico, seguro.

Ficticia


Somos un kindergarten, un parvulario. Algunos aún lloran, mientras a otros, los más callados, les va asolando una lúgubre intrascendencia. La guardería es la metáfora de una sociedad indolente. Todo es una ingeniería de damnificados, una sinergia encaminada a que no despertemos de nuestro letargo infantil y a que sigamos siendo dóciles con nuestros instructores y aplicados en nuestros oficios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario