Archivos del blog

Desnudando a Belinda

Bajo un raso lleno de pájaros rosáceos acercar los labios al cielo del encantamiento.

María



Algunas veces nos asimos a la parte más oscura para cometer la tropelía del poema. Me gustó cómo lo desnudaste, cómo lo decoraste: "Bajo un raso lleno de pájaros rosáceos acercar los labios al cielo del encantamiento". Creo que no deberías posponer tu hermosa erudición: para superar al versador de lo inocuo es necesario suplantarlo en su totalidad; acompañar el verso, únicamente por el placer de acercarnos a otro capricho, a otro deleite de extinciones y expiaciones.

Hace algún tiempo que me sirvo de la inspiración circundante para circuncidarme en alegorías (fantasmas del recogimiento a la orilla de otra luz).
Te invito a proseguir, a insistir, a perseguir..., el diálogo, la canción; tienes sobradas cualidades para ello.

Para que asumas el sinsentido del zopilote: allegarse al orgasmo es acariciar la muerte, pretender el crimen es inmolarse en amor. 
El decorador de interiores es mucho más sutil: prepara la belleza para la forja de los amantes porque es incapaz de transgredir, se conforma con un aura de satén y ese céfiro que intuye la devastación.

4 comentarios:

  1. jaja ¿fantasmas del recogimiento a la orilla de la luz ? ... nunca dejo de asombrarme por estos mundos en letras que nos traemos por aquí, cada blog es una personalidad ( bueno, los que la tienen, que no son todos, de hecho la tienen muy pocos ) me ocurre como con las ciudades .. nunca olvido las que la dame la vuelta cuando me voy puedo dibujar su perfil en le horizonte .. fíjate! y verás que son pocas las ciudades con perfil inconfundible .. bueno todo este rollo para decirte que tú eres un duende extraño que usa las palabras como argamasa para no sé bien que construcciones mentales con las que aun no siempre entendiendo, incluso constándome mucho digerirlas a veces, reconozco te salen verdaderas filigranas literarias con un enorme mérito porque de nada construyes el armazón completo de un escrito... yo no sé escribir como vosotros pero me gusta rondar por los lugares donde puede pegárseme algo bueno y aprender ... contigo voy a aprender gramática parda jajaja pero esto que haces son como amiguitas para un pájaro que como yo come de todo en letras ... me rechifla todo lo que leo y me hace imaginar cosas... son como pistoletazos que le meto a mi cerebro y se me dispara solo jaja por eso no puedo parar de escribir ... y además, es halagador lo que tú haces .. como si fueras un Diógenes recoges cualquier cosa inservible ( en mi caso) y ¡zas! le montas un catedralita jajaja graciosa de verdad ... no puedo entrar en tu orgiástico lenguaje porque salen chispas de mi pobre cerebro ... y ahora debo pedirte que por favor de esto que ni estoy leyendo subas nada porque no sé ni lo que te he escrito ;)

    Muchos besos fantasmales sin sábana, por ser para ti con edredón atado con cuerdas jajajaja MmuaaksS!

    ResponderEliminar

  2. jajajaja aaayy te loe he dicho .. no debí publicar el comentario sin releerlo... quise decirte entes entre otras erratas q ni corrijo, al final que graciaasss que montas catedráticas con los desguaces de letras ajenos .. ;)

    ResponderEliminar
  3. jajajajaja aaaayyy xD! qué desesperación ... es el corrector que escribe lo que le da la ganaaaaa...

    CATEDRALES ... no catedráticas jajajaja

    Me voy , que encima .. ni si quiera tendría que estar ya aquí ;)


    Perdón!

    ResponderEliminar
  4. Nunca deberíamos obviar que un buen corrector se adelanta a nuestros pensamientos y es capaz de predecir nuestro sino. Dicho esto, te diré, que el duende vive en todos pero prefiere el calor de los ovarios de las musas. Si eres capaz de deconstruír una tortilla, culinariamente hablando, eres capaz de cualquier cocina literaria. Tal vez la filigrana sea lo más interesante del propio autor, ¿cómo una cabeza rapada, con tan poco repertorio (sólo el de dormitorio), consigue peinar un rizo inteligente? No es bueno pararse en lo que uno es y tampoco en lo que uno hace, y menos, por supuesto, en lo que representa.
    Tú también tienes un orgiástico cerebro con chispas de soldadura, y un soplete para achicharrar las moscas, por si las moscas, por si la cordura...
    ¡Una mujer atada a un edredón de plumas es un digno presente que alguien tendrá que desplumar!
    Me he pasado por tu blog y he escrito algo al vuelo, soy más escéptico y tengo más dudas y perjuicios sobre "los juicios"!!!

    ResponderEliminar