Archivos del blog


A mí esta mañana una señora me ha hablado de estreñimiento. Te la cambio.



Otro día Neeze. La verdad es que hay tantos mundos a nuestro alrededor... y estamos tan solos.



Estamos todos tan estreñidos que quizás necesitemos unas lavativas. ¿Qué hacer si me encuentro con alguna que me habla del frotis vaginal y su necesidad de estímulo, o me acapara con sus disfunciones y gases prodigiosos? ¿Cómo se puede llamar una inclemencia de amor, nitrato de onomatopeya?


 
Ahora no estoy seguro de la composición de los meteoros y tendré que buscarlo por internet antes que descompongáis el poema con vuestra suspicacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario