Archivos del blog

Una guerra femenina es un armisticio de sangre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario