Archivos del blog

Lo que no entiendo, a estas alturas, es que a la muerte de las editoriales aún se sigan fomentando los derechos de autor y no la gran promiscuidad del verbo y la negación de los nombres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario