Archivos del blog

No es amar por amar, sino, más bien, como un cielo hace el amor sobre un pedazo de tocino hasta convertirse en tocinillo de cielo.

8 comentarios:

  1. No es por no valorar la dulzura de tu amor, mi querido RAUL jaja pero estampar al cielo sobre un pedazo de tocino es inimaginablemente amoroso, si acaso, obsceno ... hoy no tengo mirada telescópica para ver tu trascendencia y espiritualidad ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La trascendencia y la espiritualidad es grasa de animales superiores? En algún momento la obscenidad recrea lo inimaginable.

      Eliminar
  2. Aún así el tocinillo de cielo sigue añorando el ser tocino.
    Es sólo ese amor que lo unió al cielo lo que le permite, al final, convertirse en un "trociño" de él.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El amor, esa sustancia que convierte en piel lo inapreciable!

      Eliminar
  3. Alaaaa....!!!
    Esto es como lo del huevo y la gallina. O a mi por lo menos me lo recuerda.
    Esos grandes enigmas de las ciencias humanas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, la finalidad del huevo y la gallina no es la tortilla y la sopa???

      Eliminar