Archivos del blog

El talento

Algunos sueñan con la gloria desde la escoria dulce de la nada, y otros se reconfortan y consuelan con el remanente de esa dicha condenada al fracaso. ¡Pon a calentar los vestigios de un sueño, quien no tenga corazón que no se acerque al samovar!

10 comentarios:

  1. Algunos sueñan con hacer realidad sus sueños.

    Debo tener corazón, porque tuve un samovar y podía acercarme a el sin evaporarme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces la única realidad de un sueño es su absoluta imposibilidad. ¡Nunca dudaría de un cálido corazón!

      Eliminar
    2. Nunca me detengo en los imposibles que no pueden transformarse en posibles.

      Eliminar
    3. ¡Contigo, uno debe estar abierto a todas las posibilidades!

      Eliminar
    4. ¡Y transformar el sueño en realidad!

      Eliminar
    5. ¡Espero que uno pueda dormirse en los laureles!

      Eliminar
    6. Dormirse, puede, pero como al camarón que se duerme....

      Eliminar
    7. ¿Camarón que se duerme en otra cama amanece?

      Eliminar
    8. En la que le lleva la corriente

      Eliminar