Archivos del blog

Auténtica devoción por la lencería usada, los sueños gastados y los amores rastreros... Ninguna condescendencia en los espejismos de la tarde: tus ojos en el cuarto de la basura y un paisaje vacío de premoniciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario