Archivos del blog

¿Veintiún gramos de alma, y cuánto de ella no son gases corrosivos? 

10 comentarios:

  1. Pues si que se te instalan a ti los gases en un sitio raro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por eso algunas almas huelen tan mal!

      Eliminar
    2. Mira por qué era...aunque no creo que la tuya sea una de ellas.

      Eliminar
    3. ¡Tampoco creas demasiado en lo que no deja un perfume!

      Eliminar
  2. Pues fíjate si es buenísima la fragancia de tu alma que mi nariz me trajo aquí... ;)
    De los 21 gramos de alma, descontando gases invernadero y demás desperdicios aun nos quedará más materia valiosa que de los kg de carne que todos tenemos...
    A más, menos ;)

    Que tu martes huela rico!

    ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te hace pensar que el desperdicio y lo denostado de los perfumes no es lo más valioso del alma?

      Eliminar
    2. Nada, tienes razón ... jamás sabemos lo valioso que es nada si no tenemos cómo cuantificarlo o con qué compararlo. Solo por pura lógica, si la esencia de algo siempre es lo mejor y se supone que el alma es nuestra esencia ... ¿ lo mejor de ella va a reducirse a los desperdicios de un perfume? ... es decir, según tu teoría un perfume siempre será más valioso que un alma jajaja

      Eliminar
    3. Puede que un alma perfumada y desperdiciada sea la visión más atractiva del universo... La esencia de una esencia sólo puede ser una esencia.
      ¿Aquello que es despojado con alevosía de su condición carece de virtud?, ¿lo desprendido no es parte del todo?
      Pues, nada, puede que ambos tengamos razón, pero para mí no hay perfume más valioso que una belleza adulterada.

      Eliminar
  3. qué tal si cultivamos una piel sin rencores en una vida pasajera, creo que esa cantidad de aroma resultaría apta...o no? :)

    felicidades por tus palabras...leerte es también inhalar buena sabiduría

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda sería un cultivo ecológico y sostenible a largo plazo...

      Eliminar