Archivos del blog

Proyecto Eva. Cosas de Billy

La verdad es que las escogemos tan locas como hojas de arce en medio de la ventisca. Con las bragas  tan bajas que se puede divisar, entre los grandes lagos, la carne de un mejillón tigre. Preparadas para la numerología y la especulación de los nombres, se me pone el disco duro tan tieso como una polla de sabueso. Natalia con aroma a naftalina, a goma de borrar "Milan nata", para el primer día de clase y el primer polvo en las aulas. Ya estamos en otoño y las letras son como el dulce estiércol de una granja ucraniana (dicen que no hay que abrir las ventanas). Los gorriones defecan en el café cuando se han acabado las migas y uno remueve el credo sin pensar en las consecuencias. ¡Enamorarnos no nos salva del amor!

No hay comentarios:

Publicar un comentario