Archivos del blog

Me agrada esa necesidad de ser en el otro y que éste sea en nosotros, pero no hasta la indefensión, no con el influjo de los cuerpos atrapados en las mareas, sino con la libre circunstancia, la libre elección del abrazo predispuesto a dejarnos.

2 comentarios:

  1. No hasta la indefensión...sino con la libertad. Muy bueno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es no quedar enganchados de una relación sino libremente unidos.

      Eliminar