Archivos del blog

Levantas un guijarro y aparece un versificador con su ridículo oficio de cucaracha y sus desmanes de lagartija... Lo insólito es que aún haya gente que se dedique a levantar piedras para encontrar el talento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario