Ir al contenido principal
Debemos entender que después de pasar por una comunidad de vecinos, el mejor gobierno es la autoridad elevada al grado de tiranía. Dudo que las personas resuelvan de motu propio la necesidad de cambiar unas simples bajantes, para ello sería conveniente la dictadura del bien común.

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo ( se nota que habéis tenido junta de vecinos ;) ningún gallinero supera el ruido de una junta de vecinos, ningún ambiente más complicado para adoptar acuerdos y solucionar problemas de vecindad y/o habitabilidad. un buen dictador ¡fantástico ahí! Eso sí, con criterio, sentido práctico y honesto… ordeno y mando y FIN. A pagar y a callar ;)

    Gracias por no enfadarte conmigo por las chorradas que digo y s´, tb de acuerdo en que no deberían existir los días de ... de hecho a mi tb me horrorizan, esta vez me salió eso que leíste para mi madre porque está en una fase que necesita muchos mimos ( es adicta.. aun más que yo:) y bueno... nunca le había escrito nada para ella, se lo debía ;)

    Un besito que te suba por la escalera de tu casa y te persiga jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos especialista en adicciones... Son idénticamente preferibles los besos que suben y los que descienden (siempre que la escalera no esté muy concurrida y no tropecemos con los labios de la comunidad). Bueno, la verdad es que ese sería el único bien común aceptable y apetecible.
      Ya sabes lo que pienso sobre esas conmemoraciones; tal vez, por variar, escribir algo para las madres el día del padre.
      ¡Mejor desenfadados y sucios de carmín!

      Eliminar
  2. El bien común es relativo. Es cierto que sería lo ideal, pero mi bien común pasa por encima de tu bien común y por eso necesitamos esta junta de vecinos. tal vez el circo de la vida sea parlamentar para terminar oponiéndonos a las resoluciones finales, que no fatales. De todas formas, las juntas de vecinos son amenas, siempre pueden prestarte la sal cuando se te acabó

    ResponderEliminar
  3. Bienvenidos al fantástico mundo de los comuneros. Resoluciones ordinarias sin un final claro (esa es la nueva política de presunciones eficientes). Era de aguardar que en las juntas de vecinos se cocine algo!!!

    ResponderEliminar
  4. Oferta pequeño préstamo Entre particular Sra. GIUSEPPINA ELEONORA.
    Tiene de los problemas de financiación para reiniciar su ingreso o pagar tus deudas, edificios, expansión de negocio (personas jubiladas o

    viudas), etc.... Por favor, póngase en contacto con correo electrónico: giuseppina.eleonora01@gmail.com
    para un préstamo de 2000 a 100.000 euros al 2% y carpeta de honorarios ni notario, gracias por ser despreocupada en sus aplicaciones.

    Sra. GIUSEPPINA ELEONORA...

    giuseppina.eleonora01@gmail.com

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.