Archivos del blog

¿Que hacer con una mujer bella e inteligente? Una fémina jugando en un frontón navarro y todos obsesionados con la bragueta. ¿De qué manera aplaudir unas cachas cuando la lencería se quiere meter por la comisura hasta abrazar la órbita del miedo, sin que el terror nos sacuda y nos reprenda? No hay juego más sexy para un homosexual que la pelota vasca, y lanzar apuestas sobre el mejor trasero. Es una lástima no decantarse por lo masculino, pero un hombre no puede nada contra sus tendencias; pues, para mí, todas tienen nombre de adversidad y de mujer. Es fácil alardear de nacionalismo con una chapela. El mismo Dios menesteroso tiene el alma bizarra y una barra de pan entre las piernas. Debo dejar de hablar de pelotaris y reseñas políticas. Sólo me interesan los estados de excepción y de sitio, osea: avituallar hembras con las bragas bien ceñidas, y,  ¡Gora Euskal Herria!  

No hay comentarios:

Publicar un comentario