Archivos del blog

La habría amado tres veces como marca el prospecto de una receta: al desayuno, a la comida y a la cena. Nunca me cansaría de la medicación aunque el amor fuera pernicioso y produjera efectos secundarios.



Tería-a amado tres veces como marca o prospecto dunha receita: ao almorzo, á comida e á cea. Nunca me cansaría da medicación aínda que o amor fose pernicioso e producise efectos secundarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario