Archivos del blog

A todas las meretrices de la tierra: honrad mi vicaria. No habrá polvos, sólo un lugar para olvidarse de los hombres, un lugar sin intemperie y sin abismo. El único sexo consistirá en el beso de una mejilla y quien desee otra humillación, otra indecencia, deberá irse al descampado; allí, una jauría querrá ahoyar vuestros dones, la feminidad de vuestros encantos hasta la desolación de los antros...

¡Aquí no, no ahora! Si amáis la voluptuosidad seréis desvestidas por el roce de una pestaña, pero si buscáis la fornicación, la heredad, la maldición de la cosecha, seréis despojadas de toda honra al entrar en mi casa.



A todas as meretrices da terra: honrade a miña vicaria. Non haberá coitos, só un lugar para esquecer-se dos homes, un lugar sen intemperie e sen abismo. O único sexo consistirá no bico dunha meixela e quen desexe outra humillación, outra indecencia, deberá ir ao escampado; alí, unha manda de cans quererá prostituír os vosos dons, a feminidade dos vosos encantos até a desolación dos antros...

Aquí non, non agora! Se amades a voluptuosidade seredes desvestidas polo rozamento dunha pestana, pero se procurades a fornicación, a herdade, a maldición da colleita, seredes desposuídas de toda honra ao entrar no meu lar.

2 comentarios: