Ir al contenido principal

LABII REATVM

Comentarios

  1. Gracias por tus palabras.

    A ti hay que leerte con calma, pero lo haré.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. gracias por tus comentarios. siempre arrojan una visión nueva o complementaria de mis palabras. un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que los comentarios no queden en un mero trámite (gracias por tus poemas, siempre aportan una visión nueva a mis comentarios)

      Eliminar
  3. Me confunde un poco leerte en dos idiomas. Creo que sería bueno que postees solo en español jaja .

    Nadie se ve como es en realidad.
    Nadie desea descubrirse intrínsecamente.
    Los "otros" tienen una imagen arbitraria de nuestro ser
    y nosotros nos escondemos bajo esa proclive circunstancia
    reptando como serpientes en la arena.


    Nos vemos como una percepción ...un concepto basado en subjetividades ..en creencias , sufrimientos , vivencias . El ego muchas veces nos ciega pero lo que si podemos es tener un concepto cercano a lo que somos y es aquel que se basa en lo que hacemos ...en nuestras obras más que en nuestras palabras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Los idiomas te abren a diferentes subjetividades, diferentes visiones que forman parte de la esencia y la riqueza de los pueblos.

    Por sus obras los conoceréis...

    Alimentamos tanto nuestro ego que obviamos lo que verdaderamente importa y nos consumimos en pasiones superfluas.

    ResponderEliminar
  5. Ya ansiaba leer tus poemas porque en tus comentarios ya la regalas, esta entrada es todo un poemario y me quedé en el décimo.
    Soñemos, encpntremos en la palabra a quienes nos habitan, a ese yo que se esconde bajo tierra y se oculta tras la piel.
    Me gusta esa fusión de las más cruda realidad con el ser soñador, el poético, el que lucha por salir de la crisálida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer encontrarte en este espacio que intenta reunir los gusanos, las crisálidas y las polillas.

      Eliminar
  6. 12-PLUS ULTRA.

    Amen.

    Sigo a pìes juntilas esa doctrina, ese cielo terrenal
    en la sinrazón de los huecos de la piel,
    en las ventanas a la funesta perdición
    de quien ya está perdido


    ResponderEliminar
  7. La perdición no siempre es funesta si la piel es el horizonte, más allá!!!

    ResponderEliminar
  8. 200-

    El poeta vive ensimismado, inventa y reinventa, de la ceniza resurge y sobrevuela a los buitres y es ave rapaz o ratón. Tenemos esa llave tan valiosa para abrir heridas y cerrarlas, un bisturí para ser cirujanos del horizonte de esa piel. Podemos ser carne o ser etéreos.

    Es galego verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos carnívoros etéreos, carne de cañón, carne de supermercado. Abrimos nuestras heridas prudentemente, dosificando el dolor, dulcificando la anestesia (no tenemos la cura). Ser poeta, ave o ratón, no nos hace diferentes a cualquier animal irredento, innoble en su capricho. Vagamos, vagabundeamos en la eternidad de los versos (eso es todo). La eternidad es una golosina y nosotros somos niños superficiales y consentidos.

      Eliminar
    2. No creo que el poeta sea el "Sanador" sólo el "Interlocutor".

      Eliminar
  9. 198- metapoesia.
    El poema es el engranaje, la felicidad tan efímera y a la vez tan latente cuando nos toma el pulso. Lo ideal sería la balanza que no pesa hacia ninguno de sus lados.
    Quién tiene la fórmula?
    El ser superviviente suele ganar al autodestructivo..
    Siempre hay algún amanecer que merezca la pena

    ResponderEliminar
  10. El ser contemplativo suele ganar al superviviente. Los amaneceres autodestructivos también valen la pena. La ponderación no es ninguna fórmula exacta cuando la balanza está desequilibrada; pero, como bien dices: quién tiene la fórmula?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos una contradicción y contraposición sucesiva. Yo, me , mi conmigo. Personalmente mi poesía suele nacer de la herida y la utilizo a modo versoteraìa, en este caso la poeta es mi sanadora.
      Me gusta mucho el galego para la poesía. Tiene una cadencia preciosa.
      Buen día

      Eliminar
    2. Celebro que te guste! No intento contradecir tus comentarios al darles alguna vuelta de tuerca (sin excepción ,no hay una sola y única mirada). Mentiría si, inopinadamente, negara la influencia poética sobre el poeta. Yo me siento más como un interlocutor (no exactamente como un interlocutor válido) pero no desconfío de la "versoterapia" porque la poesía es también una actitud y una forma de regresar de las heridas.

      Eliminar
  11. 193

    Llevame al inferno, me situaré en el primer piso del embudo de Boticelli, no quiero purgatorios ni paraisos Dios se vende caro me quedaré en primer escalón de Dante a contemplar como ardemos

    ResponderEliminar
  12. El cielo es una figura decorativa en unos grandes almacenes donde la belleza es prostituida y usurpada. El infierno es un sol radiante muriendo a occidente que no está a salvo de los hipócritas celestiales. No nos quedemos en el primer escalón de Dante, unámonos al precipicio donde las brasas orean a Demonios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

POETÍLICOS

- ¿Cruces blancas en lo rosa? Si hay satisfacción, al desastre no le importa el sastre...
- Ya sabes, al final la muñeca diabólica siempre seguirá siendo muñeca... sastre y medidas férreas de lo que al "placer" se refiere.
- Prefiero la maldad de una mujer, incluso las bondades de una mujer con el mal... ¿De qué sirven los trajes cuando la piel es la medida?
-A veces vestiduras y pieles sufren de remiendos... hasta Satán sucumbe ante la costura de una mujer... de una muñeca también.
- ¡Satán jugando a las peponas! ¡Fascinante tentación!

Místicos deseos

Una melena prodigiosa que casi tapa el prodigio... Sobre el embiste, anteriormente citado, si no pone a prueba la consistencia del lecho me hace dudar de sus pretensiones. Si a una mujer se le da bien hacer habitaciones, el firme propósito de un hombre es deshacer su creación, deslegitimar su obra (no pensamos en follar sino en profanar colchones). Tengo la firme convicción de que cuando una mujer piensa deliberadamente en el amor es que la cama no está bien hecha, no le agrada totalmente, e intenta recomponer el dobladillo de las sábanas.
Ábrete como una flor al recuerdo, suicida con tus pasos las horas, porque nadie merece un tiempo de olvido... Vuela como una polilla hacia la eternidad de la luz, que no nos sirva la condescendencia de excusa ni la nocturnidad de abandono. El amor todavía es una quietud de sábanas limpias y un demonio que dormita desalojado de sus posesiones. Dios ha criogenizado tus lágrimas para resucitar la hermosura, y el alma despertará de su sueño para nidificar en lo alto.