Dicen que incluso las flatulencias de las vacas producen gases de efecto invernadero. Observa hasta que punto una conducta relajada es susceptible de alterar el clima, y piensa, piensa qué hará el amor con aquellos nubarrones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas