El alma, con los pechos terriblemente enhiestos, te hará el amor y te ajusticiará con su garrote vil. Todo tu bonapartismo de panqueque quedará reducido al escrúpulo de una servilleta, la tísica mañana de la desesperanza.


A alma, cos peitos terriblemente enfestos, fará-che o amor e executará co seu garrote vil. Todo o teu bonapartismo de filloa quedará reducido ao escrúpulo dunha pano de mesa, a tísica mañá da desesperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas