Archivos del blog

Huelo a tu merced, y tu merced es una augusta meada en mi rostro y en mi alma: lluvia impenitente, perfume de animal...

No hay comentarios:

Publicar un comentario