Archivos del blog

Ya has cruzado ese umbral,  sólo eres atractivo para las yubartas y aún piensas que tienes derecho al canto de las sirenas. No eres ponderado, siempre quieres más, pero desprecias sus 36000 kilos de paciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario